Andrea en París: La verdadera historia de una Mexicana en París

Salut tout le monde! 

Mi nombre es Andrea y soy una mexicana que vive en París (bueno en realidad vivo en las afueras de París porque la renta es muy cara).

En el 2018 tuve la iniciativa de ir a Europa por primera vez.

Era un sueño que tenía y anhelaba pero nunca concordaba con alguien para viajar, por lo que decidí irme sola con una escuela de idiomas.

Fui a Inglaterra por 1 mes y fui a Francia por 3 semanas, específicamente a París.

Y aquí entre nosotros, París era la verdadera razón de todo este viaje.

También tengo que admitir que tenía miedo de ver París y quedar decepcionada. 

Que la Torre Eiffel no fuera tan grande, que los monumentos no me emocionará y que París no fuera lo que todos dicen, que fuera solo un cliché más. 

Primeras impresiones de París

Al llegar a Francia me recibió una persona que ni una sonrisa me dio, y lo primero que salió de mi boca (malamente) fue “Hello!” ¡¡Oh gran error!! 

“Estás en FRANCIA Andrea, debes hablar Francés” me decía a mí misma, pero después de estar hablando en Inglaterra inglés por un mes mi cerebro quería traducir todo en inglés y mi francés básico se había oxidado aún más. 

Llegué con mi familia francesa que me iba a hospedar por 3 semanas y me tomó solo 3 minutos de conversación para entender que nadie me entendía. 

Jamás me había sentido tan sola en toda mi vida como en ese momento. Tan fuera de lugar, no quería estar ahí, no quería estar en París sola.

Nunca me hubiera imaginado lo que se siente no entender a nadie, estar en un lugar lleno de personas y sentirte invisible y lo peor inservible.

Esa noche lloré, me requería regresar a México. Me dio una crisis de nervios, estaba en PARÍS!!! 

La ciudad extremadamente emblemática, la más visitada del mundo, ¿y yo? Yo estaba ahí sola… y no entendía nada.

¿En qué estaba pensando? ¿Por qué vine aquí?

En compañía todo es mejor

A la mañana siguiente fui a la escuela en metro (no sé cómo no me perdí) y entre toda la multitud dentro del vago, me di cuenta de que un hombre me veía mucho mientras escribía algo en su cuaderno y al principio me asusté, hasta que me di cuenta que no estaba escribiendo, me estaba dibujando! 

Vi que tenía en su cuaderno varios retratos de personas, y en la estación de “Bonne Nouvelle” 

El señor salió del vagón, y admitir que una sonrisa se asomó en mis labios, fue algo muy… ¿europeo? ¿francés? No lo sé, pero nunca me hubiera imaginado que un artista se fijara en mí en el metro, una lástima que no pude ver mi retrato.

Llegué a la escuela y conocí a unas niñas increíbles con las que hice un pequeño tour por la ciudad.

La verdad es que mis ojos ya estaban ansiosos por querer ver algo hermoso, algo que me impactara, ya quería ver París. 

Caminamos todo el día y quede encantada con las fachadas parisinas, toda la ciudad en la misma paleta de color, una arquitectura tan elegante, tan estética, que cada minuto que pasaba disfrutaba más y más el paseo por la ciudad…hasta que empezó a anochecer. 

Amor al primer atardecer

Quedamos de vernos con unas amigas en Notre Dame, por lo que caminé hacia el río Sena y en ese momento, la vi, la imagen más hermosa que han visto mis ojos: el perfecto atardecer con La Torre Eiffel de fondo, con el cielo en unos profundos tonos rosados y violetas.

Fue el momento perfecto, y ahí entendí porque todos aman esta ciudad, fue justo ahí, que me enamoré de París. 

¿Ahora qué sigue?

Y después de 3 semanas de recorrer esta ciudad me di cuenta que necesitaba más tiempo.

No sabía qué era exactamente, pero en París me sentía más “Yo” y quería regresar, necesitaba regresar…y así buscando por internet encontré una visa que me permitía estar en Francia por 1 año con la posibilidad de trabajar legalmente.

Parecía la visa perfecta, pero solo otorgaban 300 por año, así que después de mucho papeleo y estrés, puedo decirles que llevo más de tres meses en París, y créanme cuando les digo que la verdadera historia, apenas comienza.

Sobre la autora: Andrea Gonzalez

Andrea es orgullosamente mexicana y una arquitecta, directora de arte, entrenadora de ballet y fotógrafa. Actualmente reside en París y está viviendo un sueño en la vida real igual como “Emily en París”! Para conocer mas de Andrea y para enterarte de todas sus aventuras en París, siguela en su instagram @andiegzz.

Únete gratis a nuestra comunidad de Latinas y recibe las últimas novedades