La importancia de una rutina de piel sin importar la edad

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano.

Ocupa aproximadamente 2 m² y pesa alrededor de 5 kg. Y aunque a veces no se le de la notoriedad que merece, lo cierto es que cumple una de las funciones más importantes de nuestro cuerpo.

La piel protege nuestro organismo de los factores externos que nos rodean, nos proporciona sensaciones y regula la temperatura de nuestro cuerpo.

Apariencia

El cuidado apropiado de la piel es vital si te preocupas por tu apariencia física.

La piel enferma tiende a parecer pálida y sin brillo, mientras que la sana parece plena y vigorosa.

Las arrugas se desarrollan con más facilidad y son más profundas si tu piel está deshidratada y poco saludable, y puede causar manchas irregulares de color moteado.

Cuando la piel está enferma, pierde elasticidad, lo que puede hacerla ceder y parecer delgada.

¿Cómo cuidar nuestra piel?

Lucir una piel saludable y bella requiere una atención y cuidados diarios.

Si acostumbras a realizar estos hábitos tu piel estará siempre elástica, suave y en perfecto estado.

Cosas que debes de hacer para tener un rostro perfecto:

1. Limpieza Diaria 

Una limpieza a fondo es el primer paso en el cuidado eficaz de la piel.

La limpieza elimina la suciedad, el sudor, la grasa y el maquillaje, y prepara la piel para el cuidado.

La piel limpia puede absorber mejor los ingredientes activos de los productos para el cuidado.

Su rutina de cuidado de la piel debe realizarse dos veces al día – por la mañana y por la noche.

2. Exfoliación 

Los exfoliantes son los mejores aliados para renovar la piel y facilitar su oxigenación; estos exfoliantes ayudan a remover las células muertas y otras impurezas que se quedan retenidas en la superficie del cutis.

3. Tónico 

Tenemos que devolver a nuestro cutis el PH que ha perdido después de la limpieza y prepararla para que el tratamiento sellador, la hidratante posterior, sea realmente efectivo.

El tónico se usará después de la crema limpiadora o desmaquillante y antes de la hidratante (dejándolo secar al aire y de forma natural).

4. Hidratación

Llega el momento de hidratar y proteger el rostro antes de comenzar el ajetreo diario.

El orden de rutina de cuidado facial ideal sería: en primer lugar un serum adecuado para tu tipo de piel, el segundo paso siempre será el contorno de ojos.

Es imprescindible que se aplique antes de la crema, puesto que ésta formará una película de protección a la piel, que el contorno no podrá traspasar y por tanto no podrá actuar.

Por último acabamos con la emulsión hidratante adecuada a nuestro cutis.

5. Protección Solar

Es el último paso e imprescindible y no sólo en los meses de verano.

Este paso es esencial durante todo el año, aunque en invierno el factor de protección puede ser más bajo.

Hay una gran variedad de cremas que contienen factor de protección, normalmente de 15.

Pero en muchas otras ocasiones, si vamos a exponernos al sol, es importante aplicar una crema de protección independiente a nuestra crema habitual.

Sobre la autora: Adriana Calderon

Adriana Calderon es una apasionada del cuidado de la piel y de todo lo que tiene que ver con verse bonita. La puedes encontrar en Instagram @c.aadriana y Facebook Adriana Calderon.

Únete gratis a nuestra comunidad de Latinas y recibe las últimas novedades