Jessic nos explica: cómo funciona la moda sostenible

La moda sostenible no contempla tan solo la fase de producción, sino que actúa en las diferentes etapas de la vida de una prenda.

Vamos a verlo:

Diseño

El diseño es el primer paso para dar vida a una prenda y cuando el objetivo es crear moda ecológica este proceso conlleva un mimo especial. 

El tipo de prenda a elaborar, la elección de los materiales —incluida su forma de obtención— la cantidad de contaminación que se generará al producir esa prenda, la elección de un patrón capaz de aprovechar al máximo el tejido o la capacidad de reciclaje de las telas utilizadas son algunas de las preguntas que los diseñadores se hacen antes de elaborar moda slow.

Producción y embalaje 

Estamos ante una fase crítica: la manufacturación de la prenda, durante la cual hay que tomar medidas para reducir el impacto ambiental del proceso productivo. 

¿Cómo? Haciendo uso de materiales ecológicos certificados, implementando técnicas eficientes en agua y energía, controlando la huella de carbono del transporte necesario tanto para llevar los materiales al espacio de producción como para entregar las prendas en el destino para su comercialización.

Otro de los aspectos clave de la producción es abogar por unas condiciones económicas y laborales justas que defienden el bienestar de todos los involucrados en el proceso desde los agricultores hasta los artesanos o manufactureros llegando al usuario final.

Uso de la prenda

Comprar moda sostenible es el camino para adoptar una filosofía de vida consciente, comprometida y respetuosa

No obstante, también es importante vigilar el uso que damos a las prendas y cómo las cuidamos para que perduren en el tiempo ya que la forma en la que lavamos nuestra ropa también influye en el nivel de contaminación. 

Algunos consejos son: 

• Lavar las prendas la mínima cantidad de veces posible.

• Utilizar agua en temperaturas más frías. 

• Secar nuestra ropa al aire en vez de utilizar procedimientos mecánicos como las secadoras.

El desecho de la moda

Compramos ropa a niveles récord, nunca antes visto. ¿Por qué? Muy fácil. Si puedes adquirir una camiseta por el mismo precio que un café ¿qué importa si solo se utiliza una vez? 

Este pensamiento está en la mente de muchos consumidores actuales. Todas estas prendas terminan en vertederos que no hacen más que incrementar la huella de carbono sobre el medio ambiente. 

Pensar bien qué compramos y si en realidad necesitamos esa prenda es clave para sumarse a la moda sostenible.

También hay que buscar alternativas ecológicas para desechar las prendas.

Aquí van algunas ideas: 

• Intercambios.

• Donaciones.

• Punto de reciclaje textil.

Por que usar moda sostenible

Consumiendo ropa ecológica y sostenible nos beneficiamos todos porque solo así nos aseguramos de velar por nuestro hogar: la Tierra. 

Si todavía te estás cuestionando por qué deberías utilizar moda sostenible, aquí van unas cuantas razones:

1. Reduces el impacto medioambiental de la moda

El cultivo del algodón tradicional implica el uso de gran cantidad de pesticidas. Asimismo, los tintes artificiales que se utilizan en la “moda rápida” requieren de químicos. 

Por el contrario, los tejidos orgánicos, ecológicos y naturales como el algodón orgánico se cultivan y tiñen sin la mediación de productos tóxicos. De esta manera, se contribuye a minimizar la contaminación ambiental.

2. Apoyas el comercio justo

Cuando compras moda sostenible te aseguras de que el proceso de fabricación de esas prendas no sea fruto de la explotación laboral en condiciones de trabajo inhumanas. 

La ropa sostenible vela por los derechos humanos de todos los implicados y se asegura de que los empleados de la moda trabajen en un ambiente seguro, reciban un salario justo y tengan la edad adecuada para ello.

3. Ropa saludable

Te parecerá raro que haya incluido este beneficio, pero es así. La moda rápida nos hace daño. La cantidad de tóxicos que intervienen en su producción y la cantidad de tejido sintético que emplea (poliéster, nylon…) puede provocar reacciones alérgicas. 

Optar por confección ecológica como el algodón orgánico evita esta problemática.

4. Moda perdurable de calidad

Las marcas de moda sostenible fabrican sus prendas teniendo en cuenta la longevidad de la prenda, utilizando prácticas seguras y éticas, que reducen el uso de químicos tóxicos.

Así se consiguen productos más duraderos que eviten realizar compras de moda tan a menudo. 

La moda orgánica es atemporal, no se rige por tendencias efímeras, lo que conlleva un ahorro económico a largo plazo.

5. Defiendes los derechos de los animales

La ropa sostenible está libre de crueldad (cruelty free), es decir, que no ha sido probado en animales ni contiene componentes de origen animal.

Esto implica que la prenda que llevas encima no ha causado la muerte de otro ser vivo y esta es parte de nuestra filosofía en Slowers.

Una alternativa ética es posible

Los pequeños cambios son capaces de provocar una gran diferencia.

Como consumidores estamos en una posición activa. Con cada compra establecemos un diálogo con las empresas y estamos diciendo qué tipo de forma de producción queremos perpetuar. 

Una vez que tenemos la información no podemos mirar para otro lado, está en manos de cada uno convertirse en un comprador consciente y coherente, dejar atrás la compra compulsiva y abrazar nuevos hábitos en los que la calidad y la ética esté por encima de la cantidad.

Sobre la autora: Jessic Villarreal

Jessic Villarreal es apasionada de la vida consciente, mom blogger, eco friendly, el amor al planeta y respeto al medio ambiente. Le encanta hablar desde el amor, siente que es la señal más bonita, pueden encontrar más de su proyecto en el # que creo en insta #quieroayudarteplaneta encontraran tips y demás, también la encontraran en su instagram como @jessicvillarreal y su pagina web https://jessicvillarreal.com/  

Únete gratis a nuestra comunidad de Latinas y recibe las últimas novedades